Sé el cambio que quieres ver en el mundo -Lo que crees, creas

Cómo amarse a una misma

Hace unos días mientras escribía en mi diario de crecimiento personal en una cafetería, comencé a darle vueltas a la evolución que había tenido mi vida en los dos últimos años. Por supuesto que muchos factores influyen, pero yo creo que una de las grandes causas de los cambios en mi vida es mi trabajo constante y consciente de crecimiento personal. Y para ser más exacta, lo que más me ha ayudado a mejorar y cambiar mi vida es la GRAN RAÍZ, aprender a amarme a mí misma.

Y bueno, a veces no sé siquiera si el término “aprender” a amarme me gusta. Porque cuando amas a alguien, te sale de forma natural. No te propones “voy a amar a tal persona”. Pero para llegar a amarnos a nosotros mismos sí que hay un proceso de aprendizaje previo, en el caso de que no te salga de forma natural. Yo, por ejemplo, he aprendido a conocerme más, a aceptarme tal y como soy, a perdonarme. Y en ese proceso he ido cada vez valorándome más, cuidándome más, prestándome atención, y he acabado enamorándome de la persona que soy.

¿Y por qué considero la GRAN RAÍZ del cambio el amarse a uno mismo? Porque la relación que tengas contigo y tu percepción de ti van a determinar todos los aspectos de tu vida. Si tú no te conoces, no te aceptas, no te quieres ¿qué resultados vas a obtener en tu vida? Y no me refiero a que no puedas tener éxito sin quererte, pero, aunque consigas tener éxito te va a costar y mucho, ser feliz. Al final te acabarás autosaboteando, tus relaciones personales se verán afectadas por tu comportamiento negativo, y si no te quieres, no te sentirás merecedor/a de tus logros y en tu cabeza puede que haya una vocecita que te torture cada vez que te salgan las cosas bien.

En cambio, conforme te vas queriendo más y más, comprobarás que tus relaciones interpersonales van a mejorar mucho más. Ya que, cuanto más amor tengas hacia ti mismo/a, más amor tendrás para dar a los demás. Tus relaciones no se basarán en el apego, no tendrás la necesidad de cubrir esos vacíos que antes tenías, y por lo tanto disfrutarás de verdad de la compañía de las personas, y no las utilizarás y pondrás tus expectativas en ellas. Las aceptarás cada vez más, conforme más te aceptes a ti mismo/a.

Podría enumerar cómo influye en cada aspecto de nuestras vidas el amarnos a nosotros mismos, pero el blog de hoy es un acercamiento al concepto en sí, y a su importancia. Sobre todo, quiero hacer hincapié en este tema tanto en blogs, como en vídeos de Youtube, porque cada vez que me encuentro con una persona que no se quiere y se rechaza, se me parte el corazón y mi intención es ayudar a que el mundo esté lleno de personas que se aman.

Tras hablar del posible impacto que tiene en tu vida una relación contigo mismo/a carente de amor y aceptación, y por otro lado de lo bueno que conlleva quererse, vamos a hablar de unos pasos básicos, que a partir de ahora quiero que tengas en cuenta para ir construyendo una relación preciosa y maravillosa con tu increíble ser.

 

Pasos básicos para amarte:

 

-Autoconocimiento: conócete, pasa tiempo contigo a solas. Sé que cuando no te quieres es difícil pasar tiempo a solas, me refiero sin hacer nada como ver pelis, series, o lo que sea. Se hace insoportable escuchar a esa voz en tu cabeza, escuchar tu dolor. Lo siento, ya va siendo hora de que dejes de darte la espalda. Para sanar tienes que escucharte, sino arrastrarás ese dolor siempre. Conforme vayas pasando más tiempo a solas contigo, te habituarás a esa voz. Ahora bien, no quiero que le hagas caso a la voz que te culpa. Todos tenemos dos voces, la que nos hunde y la que nos levanta. Puede que la que te levanta esté un poco silenciada, pero es porque tú no le prestas atención. Escúchale, tiene muchas cosas buenas que decirte sobre ti y sobre la vida.

Mi consejo es que escojas un cuaderno, un diario, lo que quieras, para escribir cómo te sientes, qué quieres de la vida. Hazte preguntas, y escribe todo lo que necesites expresar en el papel. Describe cómo eres, qué te gusta de ti y qué no te gusta tanto. Escribe tu diario de logros personales y profesionales. Imagina que le estás preguntando a través del papel a una persona que quieres conocer al máximo, porque tu vida depende de ello (y es que así es). A ver qué te pregunta tu corazón.

 

-Aceptación: aceptar tal y como eres, lo que te gusta de ti y lo que no. Lo que se te da bien, y lo que no se te da en absoluto. Tus luces y tus sombras. Tu ritmo. Tu cuerpo. Todo lo que eres. La aceptación de quienes somos es uno de los mayores actos de amor en realidad. Cuando aceptas como eres, no significa rendirte ante lo que eres y conformarte con que no puedes cambiar. De hecho, cuanto más te conozcas, comprobarás el poder que tienes de cambiar a lo largo de tu vida, pero eso es algo de lo que tú mismo/a has de darte cuenta.

Cuando aceptas cómo eres y quién eres, dejas de luchar contra ti, dejas de luchar contra el mundo, y obtienes paz. Te das cuenta de que no te ayudaba nada el no aceptarte, y de que en realidad tienes muchas cosas buenas a las que agarrarte que puedes potenciar. Te comprendes, eres más paciente, y dejas las expectativas sobre ti, dejas de exigirte tanto, para comenzar a animarte y apoyarte, y recordarte que tú puedes.

 

Enamorarse de uno mismo: una vez que te conoces y te aceptas, poco a poco irás valorándote más, tratándote mejor, dedicándote más tiempo, cuidándote y te irás enamorando de cada parte de ti. Pero esto no funciona, al menos desde mi experiencia, así sin más dando los tres pasos y voilá, ya me quiero para toda la vida y no tengo que hacer nada más. Igual que cuando te enamoras de alguien y esa persona de ti, tenéis que seguir cultivado día a día la relación, pues igual. A parte de otros pasos que haya relacionados con los anteriores y que no he mencionado, estos tres pasos seguirán dándose a lo largo del tiempo. Seguir conociéndote, seguir aceptándote, seguir queriéndote. En esta fase te dirás cada vez cosas más bonitas y te mirarás al espejo y pensarás en la suerte que tienes de ser tú. A veces aparecerá la voz autosaboteadora, pero aprenderás con el tiempo a hacerle cada vez menos caso, porque tú sabrás lo que vales y lo mucho que te quieres. Cada vez te cuidarás más y mejor, te respetarás, y tu vida y tus relaciones serán el reflejo de lo mucho que te quieres.

 

Espero que te haya ayudado esta entrada del blog y que te animes a iniciar un proceso de autoconocimiento y de amor propio. Sabes que te lo mereces. No lo pospongas más.

 

Si necesitas acompañamiento en este proceso, aquí me tienes como Coach Personal.

 

Gracias por leerme.

Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: