Sé el cambio que quieres ver en el mundo -Lo que crees, creas

¿Existe la verdadera amistad?

verdadera amistad

A lo largo del tiempo mi concepto sobre la amistad ha ido cambiando, y últimamente ha evolucionado al siguiente nivel, aunque para ser honesta de vez en cuando aparece mi querido amigo “el ego” y con él vuelve un poco el miedo, recordándome que todavía me queda algo que sanar con respecto a este gran concepto. La amistad no es más que otra forma más de expresar el amor , y el amor de verdad es aquel que no espera nada a cambio, sino que da y comparte sin reservas , ni deberes , ni obligaciones, simplemente porque le nace.

Personalmente lo he pasado bastante mal muchas veces, porque he depositado mis expectativas en los demás, y cuando uno espera mucho de los demás, al final se acaba decepcionando y eso nos causa sufrimiento innecesario y pensamientos negativos que no nos llevan a ninguna parte, más que a perder el tiempo y a vibrar bajito.

He observado que conforme voy cambiando mi forma de pensar, de sentir y de actuar, mis amistades, en general, suelen cambiar y a veces eso da miedo. Obviamente hay algunas amistades que conservo ahí desde siempre, y sé que son para siempre, pero hay personas que aparecen en nuestra vida en un momento determinado por alguna razón, y se marchan igualmente por otra razón o incluso por la misma.

En ocasiones he escuchado o yo misma he compartido la opinión de que se queda quien merece la pena y se va de tu vida quien no la merece. A día de hoy para ser honesta no pienso así. Cada persona en nuestra vida es un regalo, se quede o se marche, de todas aprendemos algo, y a todas hay que agradecerles algo. Hay personas con las que ya no sintonizamos y quizá sin haber pasado absolutamente nada, ya no hay relación. Aún así yo personalmente les quiero igualmente, y guardo buen recuerdo de ellas. La vida es continuo cambio, y continuo fluir y la verdad es que cuando aceptamos esto, es algo maravilloso.

Mi crecimiento espiritual cada vez está alejándome más de algunas personas, y me está acercando a otras. Están apareciendo personas maravillosas en mi vida, y estoy muy agradecida por ello. Pero también estoy agradecida por haber compartido tan buenos momentos con las personas de las que inevitablemente la vida y las circunstancias me alejan. Siempre les voy a querer, y además esto no es una despedida, siempre nos volveremos a encontrar.

Aprendamos  a vivir la amistad desde el amor, desde la libertad, desde el compartir, desde el dejar ir cuando la vida nos pone en esa tesitura. Aferrarse a las personas por miedo y apego, no sirve absolutamente para nada. Cuando aparezcan personas en nuestra vida, demos lo mejor de nosotros mismos, no porque esperemos que los demás nos correspondan igual, sino porque sintamos fluir ese amor a través de nuestro ser y queramos que llegue a la otra persona.

Es normal que a veces sintamos que necesitamos el apoyo de las personas que nos importan, y que nos acompañan en el camino, pero no les recriminemos cuando no están ahí. Está bien decir lo que uno siente y necesita, para que los demás no tengan que andar adivinando qué nos pasa. Pero no caigamos en el error( a mi me ha pasado más de una vez) de sentirnos mal con respecto a los demás porque no nos han correspondido de la  misma forma que nosotros actuaríamos. Todo el mundo vive inmerso en su mundo, en sus propias batallas y dilemas, y a veces cuando más necesitamos de ellos, no están. Pero quizá no han estado ahí porque ellos también nos necesitan.

También hay que tener en cuenta que la relación que tenemos con los demás, es un reflejo de nuestro mundo interior, y en cuanto veamos que alguna relación es tóxica tenemos que aprender a observar la relación desde fuera y ver qué nos está queriendo decir toda esa situación y qué tenemos que aprender, ya que esa persona es un maestro o maestra y ha venido a enseñarnos algo. Aún así ya haré más hincapié sobre este tema en otro post.

Todavía me queda por sanar algún que otro aspecto con respecto a la amistad, que al final no es más que el reflejo de la relación conmigo misma, pero aún así cada vez que me hallo a mí misma en modo ego: on, procuro sentir el amor que hay dentro de mí, y dejo marchar las expectativas y recuerdo que estoy aquí para AMAR, no para EXIGIR.

Gracias a todas aquellas personas que habéis formado parte de mi vida y ya no estáis conmigo, a aquellas que en el presente compartís mi camino, como no  a las que estáis y estaréis toda mi vida a mi lado, a las que me habéis enseñado tanto sobre mis luces y mis sombras, y a todas  las que estáis aún por llegar. Sois un regalo, sí todos vosotros. Gracias

“Amar es confiar, la vida siempre fluye y te da lo que necesitas.”Rut Nieves.

Vibrad alto.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: